VIAJAR EN TIEMPOS DE COVID

Algunas veces leíste la Odisea de Omero?

En este tiempo de incertidumbre todos, de una forma u otra, somos los nuevos Ulises, protagonistas valiosos de la nueva Odisea del siglo:


COMO REGRESAR A CASA EN TIEMPOS DE PANDEMIA


Algunos tuvieron mas suerte de otros.

Muchas personas pudieron aprovechar de los famosos vuelos de repatriación.

Algunos viajeros por tierra lograron retomar ruta hacia su hogar a través de caravanas avaladas por las intervenciones y los permisos de los consulados.

Otros, después de meses de inmovilidad, aun intentan poder volver a su casa y, el restante, no tiene opciones si no la de quedarse exactamente donde está, esperando la apertura de las fronteras terrestres.

Situaciones diferentes pero similares, bajo un umbral de percepción común, la de sentirse colgados arriba de una plataforma inestables, a la espera de agarrarse a algún punto firme que pare este carrusel que desde marzo nos deja a la hora de saber lo que pasará día a día minuto a minuto. Y tampoco va a hacer muy cierto.

El don de la flexibilidad que te regala el viaje nos agilizo quizás.

Saber manejarte en países heterogéneos, adaptándote a sus normas y sus reglas y, estar mas que acostumbrados a cambiar planes y lidiar con las burocracias que se requiere para cruzar fronteras a menudo. Para esto estamos preparados.


Igualmente, pero, nunca tuvimos que luchar así con tantos papeleos, limites y prohibiciones como en estos ultimo 6 meses.

Entre malas comunicaciones, noticias mediáticas terroríficas, estafadores y decisiones política locales como nacionales tomadas bajo la bandera de una seguridad sanitaria que una vez mas no tiene parámetros equitativos. Como los hormigueros en búsqueda de comida, siempre hemos buscado fiabilidad de lo que llegaba a nuestros oídos para poder direccionar nuestros pasos hacia el iter correcto.

Y nos acusaron de hacer todo lo opuesto.

Tuvimos que abandonar nuestro hogar a 4 ruedas y regresar a vivir dentro 4 muras sosteniendo un gasto de alquiler que no teníamos y que se complico considerando la dificultad de poder trabajar como lo hacíamos antes.

Tuvimos que limitar nuestra libre circulación no solo por el hecho de la cuarentena sino también para no tener nacionalidad o residencia argentina.

Al principio nos invitaron a esconder nuestro origen y la de la van (que tiene patente boliviana) por el miedo de que le asociaran el termino virus, y nos denunciaran, como pasó a muchos.

Nunca el protocolo gobernativo nos dio como extranjeros la posibilidad de sacar permisos de circulación que nos permitiera, como todos, poder movilizarse en el respeto de la normas y en caso de necesidad.

No pudimos salir mas a la ruta, el riesgo era no tener mas el permiso de ingresar en ningún pueblo y no tener la posibilidad de abastecernos de comida y víveres. No solo, el hecho de que pudieran secuestrarte la camioneta ha sido un peligro real.

Todo esto lo vivimos en esta cuarentena argentina, una de la mas largas en el mundo. Y también diríamos de igual forma muy poco eficaz.


Y NUESTRO REGRESO A CASA?


Después de meses y meses de preguntas a comités, embajadas y consulado italiano (ya que el venezolano es prácticamente inexistente) nos comunicaron la posibilidad de poder ingresar a Italia como pareja de hecho solo el 20 de agosto.

Nuestro plan inicial de regreso a Italia solo por un mes y por asuntos pendientes era fijado por marzo, antes que todo esta situación explotara.

Nunca pudimos volar.

La aerolínea con la cual ya teníamos el vuelo programado, Air France, después de dos cancelación nos dio la posibilidad de optar por un voucher.

Los vuelos humanitarios de repatriación nunca han sido una opción para nosotros.

Por dos razones:

  1. el gasto de un nuevo boleto afuera de cualquier lógica (casi 2000 euro para un boleto de sola ida);

  2. el hecho de no tener la misma nacionalidad, limite que hubiera impedido a Humberto el ingreso a Italia.

Mucho habríamos que hablar sobre el tema de la nacionalidad. Polémico y muy poco humano. Según nuestra opinión. Pero quizás le dedicaremos un capitulo a parte.

Estás, entonces, han sido las razones por las cuales hemos quedado varados en Argentina así demasiado tiempo.

Cuando descubrimos, también por suerte, el tema de las pareja de hecho empezamos dos semanas a full de documentos para poder salir definitivamente los 3 juntos el 3 de septiembre, fecha de la tercera reprogramación de partencia.

En este video te contamos todo el iter burocrático que hemos tenido que hacer para prepararnos al vuelo

Nos gustaría contarte que estamos escribiendo este articulo desde Italia, en vez, una vez mas estamos atrapados en Argentina.

Decidimos proceder con un test PCR en un laboratorio privado (el único que con dificultad aceptó hacernos el test como no residentes) 72 horas antes de volar porque, como dicho, no se entendía bien si el test previo era requerido para partir, para transitar en Francia o también para la llegada en Italia.


Bueno, el test nos arruinó todos los planes de viaje. De nuevo.

A menos de 10 oras del vuelo nos llegaron los resultados que declararon

Humberto positivo al Covid y yo negativa

Perdimos el vuelo y mas que todo tuvimos momentos fuertes de ansia y estrés porque estábamos, y estamos ahora mas que nunca, convencidos de que fue un FALSO POSITIVO.

Doctores de Colon y Concepción empezaron a llamarnos para individuar los lazos que tuvimos y de verdad a parte estar resguardaditos en el campo con vacas y perros como vecinos no hemos hecho.

Los chicos de @enkombiperilmundo, nuestros únicos amigos acá en Colon y a los cuales entregamos nuestra camioneta el día después del test, resultaron negativos.

Nunca tuvimos síntomas. Nadie los tuvo.

En una provincia con un total de 53 casos desde el principio de la pandemia, donde tenemos solo estos dos chicos como conocidos, donde salíamos una vez cada dos semanas, como hubiera podido pasar que Humberto se infectara?

Nos enviaron prefectura y la directora del Hospital San Benjamin porque nos denunciaron afirmando que estábamos haciendo compras en el centro durante el aislamiento.


Nos prohibieron de sacar Tobby a 50 mt.


Nos amenazaron de que si nos hubieran visto no respetar el aislamiento nos habrían abierto un juicio y negado la salida del país.

Esto fue lo que nos paso y que aun nos obliga a quedarnos aca. Por lo menos hasta el 22 de septiembre, día que esperamos nos conduzca por fin hacia la salida de Argentina.


  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black Pinterest Icon
  • Black Twitter Icon

© 2023 by Bump & Beyond. Proudly created with Wix.com

  • Facebook icono social
  • Instagram
  • YouTube